La Legislatura aprobó por 33 votos a favor y 11 en contra, el proyecto de ley que envió el gobernador, Juan Manzur, y que establece los parámetros y las condiciones para el uso de armas en la Policía de Tucumán. Además, contempla la incorporación de los vigías municipales a las tareas de prevención.

La ley aprobada por la Legislatura también establece la compra de 4.000 chalecos antibalas; 4.000 pistolas 9 milímetros; 100 escopetas; 50 fusiles de asalto y 20 lanzagranadas.

Claudio Maley, ministro de Seguridad,  afirmó, que “la decisión del Gobernador es que trabajemos fuertemente en la prevención”, agregó “Queremos aumentar la capacitación de los vigías, la formación y permitirles el uso de armas para que los municipios tengan una policía en condiciones de actuar en la prevención pero también en la intervención y que trabaje en conjunto con la policía. 

 Acerca de los vigías municipales Maley explicó . “El proyecto que envió el Gobernador es muy simple: vamos a capacitar y formar  a la policía municipal, y después la dotaremos de armas de fuego, u otras armas ya sea bastón, gas o dispositivos eléctricos para persuadir el accionar delictivo. La Policía de la provincia tiene que cubrir una gran cantidad de eventos, por eso creo que nos podemos complementar bien con la policía municipal para resguardar a cada uno de nuestros ciudadanos”.


Con respecto a las críticas que recibió la compra del armamento, Maley, explicó que la Provincia decidió adquirir el mejor equipamiento posible para las fuerzas policiales y que el armamento israelí, que llegaría a Tucumán a mediados del año próximo, tiene muchos beneficios en comparación de otros nacionales.

Compartir

Comentarios