Vedetina de encaje, culotte de lycra, cola-less o una tanga de algodón, pero siempre rosa. Todos los locales de lencería ofrecen sus bombachas rosas para esta fecha. Hay que regalarla antes de la Nochebuena para que las usen en la cena de ese día. Pocos saben el verdadero origen de esta tradición.

En principio, la bombacha rosa debe ser regalada por otra mujer con la que se comparte la mesa de Nochebuena. Madre, tía, prima. Dicen que no puede ser un hombre quien la obsequie. 

¿Cuándo se usa? Hay que estrenar la prenda íntima en la cena de Nochebuena aunque la tradición indica que las bombachas rosas se entregaban en Navidad a las mujeres solteras con el fin de alejar el mal y traer la procreación y la fertilidad.

El color tiene que ver con la llegada de Jesús. En el tercer domingo de Adviento -período que comienza el 2 de diciembre y concluye con la Navidad- se encienden velas rosas para celebrar el nacimiento del hijo de Dios para los católicos.

Compartir

Comentarios