El desplome de parte de la isla donde se encuentra el volcán Anak Krakatao, fue lo que produjo la ola gigante que llegó a las playas sin activar las alarmas.

En Indonesia el número de muertos subió al menos a 429 y 154 personas permanecen desaparecidas, de acuerdo al último balance de víctimas por el tsunami que azotó el último sábado el estrecho de Sonda, entre las islas de Sumatra y Java, y las incesantes lluvias dificultan el trabajo de los equipos de rescate que buscan entre los escombros a lo largo de unos 100 kilómetros de litoral, según informaron las autoridades locales, el desastre que dejó además unos 1.500 heridos.

Las autoridades atribuyen el maremoto que llegó a las playas sin activar las alarmas al desplome de parte de la isla que forma el volcán Anak Krakatau, situado en el estrecho de Sonda, a causa de una fuerte erupción.

En tanto La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) señaló que Indonesia no cuenta con sistemas de alerta de tsunamis provocados por un volcán y que las boyas colocadas para detectar una repentina subida de las olas no funcionan desde 2012 por culpa del vandalismo, la falta de mantenimiento y de fondos.

Indonesia se asienta sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Cabe destacar que entre los meses Julio y Agosto, varios sismos causaron 564 muertos en la isla de Lombok, cercana a Bali, mientras que un terremoto seguido de un tsunami provocó más de 2.000 víctimas mortales en la isla de Célebes en septiembre.

El tsunami del sábado sorprendió a muchos visitantes en las playas de este enclave promocionado como destino turístico por el gobierno local.

 

Fuente: ambito

Compartir

Comentarios