La empresa escrachó un local de Maru Botana por estar colgado de la luz por medio de Twitter.

La chef y conductora se defendió aclarando que el negocio, ubicado en San Isidro, no es suyo: "Yo no soy dueña. Es una franquicia de Alejandro Stoessel”, padre de Tini.

Edenor suele realizar éste tipo de acciones. Recientemente una fábrica de hielo de San Martín fue "escrachada" en sus redes sociales y en diciembre del año pasado la empresa denunció 4 mil instalaciones irregulares en barrios privados de Cañuelas, Canning y Quilmes y dos hoteles de Palermo.

Pero en el caso de Botana el tuit de la empresa dice, “Le retiramos el medidor a un local gastronómico con una conexión clandestina en Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro”.

@EdenorClientes, subió también fotos en las que se ve la fachada del local donde se lee Maru Botana, el nombre del negocio. “El robo de energía es un delito penado por la ley que afecta la calidad del servicio que vos pagas”, agregó la empresa, aclarando que la medida era parte de su Programa Energía Transparente.

Horas más tarde de conocerse la noticia, Maru hizo su descargo: "Yo no soy dueña. Ese local es una franquicia de Alejandro Stoessel”, le aseguró a DiarioVeloz, en medio de sus vacaciones en Punta del Este. Y agregó: "Por lo que tengo entendido, fue por falta de pago".


Fuente: ciudad

Compartir

Comentarios