MUNDO

24 de enero de 2019

"Sólo el pueblo pone y sólo el pueblo quita"

Nicolás Maduro, presidente de Venzuela dió un discurso desde el palacio de Miraflores. "El pueblo venezolano le dice no al golpismo, no al intervencionismo", expresó.

El presidente de Venezuela, rechazó este miércoles en un encendido discurso desde el balcón del palacio de Miraflores la autoproclamación del titular de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como nuevo mandatario y señaló: "Aquí no se rinde nadie".

Maduro saludó a sus seguidores apostados a las puertas de la Casa de Gobierno venezolana y echó culpas a Estados Unidos de la intentona golpista en el país. "El pueblo venezolano le dice no al golpismo, no al intervencionismo", expresó.

Anunció además la ruptura de relaciones políticas y diplomáticas con Estados Unidos, después de acusar a Washington de "ordenar" un golpe de Estado en su país.

Dijo también, "He decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos".

Dio un plazo de 72 horas al personal diplomático de EEUU que vive en Venezuela para abandonar el país.

Nicolás Maduro seguró que, “Los asuntos de Venezuela solo deben ser tratados por el propio pueblo de Venezuela”.

Acompañado por la primera dama Cilia Flores y el segundo hombre del oficialismo Diosdado Cabello, dijo que "sólo el pueblo pone y sólo el pueblo quita" a los gobernantes.

Agregó que, “Estaremos con los votos del pueblo. Se hizo una fabulosa manifestación de la democracia”, insistió.

El discurso en Miraflores fue la primera reacción pública de Maduro en el día en el que el opositor Juan Guaidó, en su condición de jefe de la Asamblea nacional (AN-Parlamento), se autoproclamara Presidente encargado de Venezuela, en una acción que recibió el inmediato respaldo de la Casa Blanca.

El Mandatario venezolano añadió que, "Somos la mayoría, somos el pueblo de Hugo Chávez. Estamos en el gobierno por la voluntad popular".

 

 

Fuente: ambito

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios