ECONOMÍA

5 de febrero de 2019

En el 2018 únicamente un gremio superó la inflación

Sólo hasta el mes de abril del año pasado los salarios habían podido ajustarse al nivel de los precios. Luego de eso, la devaluación y los aumentos de tarifas hicieron que casi todos los sectores perdieran ante el IPC.

Apenas 6.000 obreros y empleados en el país lograron mantener el poder de compra de sus salarios el año pasado. Son los que trabajan en la industria aceitera, que lograron un aumento en paritarias del 55% en 2018. El otro sindicato que apenas consiguió sostener el poder de compra por debajo de la inflación fue el de los empleados de banco. El resto de asalarios perdió.

En 2018 la inflación fue del 47,6% y casi ningún empleado logró incrementos por encima de eso. Además, se tiene que tomar en cuenta que hubo una devaluación del 114% que deprimió también los sueldos. En un informe la consultora PwC destaca que a lo largo de 2018 “continuaron aplicándose ajustes tarifarios, principalmente aquellos ligados al transporte, que durante el año 2017 habían sido postergados”.

La pérdida salarial se concentra en febrero, abril, agosto y octubre, donde se dieron los mayores aumentos en las tarifas de gas, luz y transporte; mientras que junio, julio, septiembre y octubre se registraron los peores saltos del tipo de cambio.

El reporte de PwC destaca que a principios del año pasado los acuerdos paritarios se negociaron con una pauta de inflación optimista, del orden del 20% o algo más que ello.

Pero todo se fue escapando de las manos. Así los sindicatos fueron logrando reapertura de negociaciones para tratar de evitar el naufragio.

La estimación privada, sobre 16 convenios salariales, indica que en los primeros meses del año, cuando comenzaron a pautarse las paritarias, los salarios iban por encima de la inflación, pero a medida que ésta se aceleró a partir de julio los mismos quedaron rezagados.

“Más precisamente, en abril 10 de los 16 gremios considerados habían logrado alinearse con la inflación, mientras que para julio solo eran cuatro. Hacia diciembre solamente aceiteros logró alcanzar un ajuste superior al alza de los precios”, indicó el estudio de PwC.

La misma suerte tuvo el personal jerárquico, denominado “fuera de convenio”. De acuerdo a la Encuesta de Remuneraciones realizada por PwC Argentina, durante 2018 los ajustes de salarios finalizaron entre un 27% y un 28%.

“Al inicio del año, las empresas relevadas habían presupuestado en el primer trimestre aumentos en torno del 20% para todo 2018, que luego debieron ser ajustados ante los sucesos económicos”, explicó el reporte.

El informe señala que.”la misma encuesta reveló que fue por tal motivo que el sector privado ha tratado de compensar los desfasajes salariales a través de iniciativas, ya sean éstas con impacto tanto monetario (incorporación o mejoras en reintegros de gastos, adelanto de bono) o no monetario (beneficios)”.


Fuente: ambito

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios