El intendente con más del 41 % de los votos a favor, celebró emocionado en 9 de julio al 500, junto a su familia y seguidores

En la madrugada de este lunes, en el salón principal de la municipalidad resonaba la versión de Damas Gratis que utilizó como jingle Germán Alfaro, quien entre gritos, aplausos fue acercándose al escenario, junto a su familia, quien también emocionada baila, ríe y derrama lágrimas de alegría

Un vez que pisó el centro de la escena, Alfaro, levantó sus brazos, se arrodilló y más tarde dijo: “¡Me siento honrado porque los vecinos nuevamente me han reelegido como su intendente!”.

Por supuesto, la crítica no podía estar ausente, e hizo referencia a la macroestructura electoral: "Los tucumanos fuimos la vergüenza nacional. Cuando el aparato es más fuerte que la voluntad popular no hay democracia. Fuimos espartanos que dimos lucha al Gobierno de la provincia”. 

Finalmente el intendente expresó: “Gracias a ustedes por acompañarnos cuatro años más. Para esto es la función pública. Si tengo que derramar hasta la última gota de sangre por los vecinos de San Miguel de Tucumán, lo haré. Cuando hay convicción, nadie se arrodilla”. 

Compartir

Comentarios