El mismo es para pacientes obstétricos, y tiene como objetivo evitar una internación inadecuada, funciona de lunes a viernes, de 8 a 14 horas, donde las pacientes se realizan los estudios correspondientes de acuerdo a su patología

Gerardo Murga,  jefe de la sala de parto del instituto de Maternidad, destacó que esta iniciativa comenzó hace dos años. “Lo que buscábamos era tener un espacio para una internación abreviada de algunas patologías de mujeres embarazadas. La idea es que la paciente se interne por un periodo corto de tiempo, donde recibirá desayuno, colación y almuerzo”, explicó.

El profesional contó que las pacientes que reciben este servicio tienen patologías particulares como diabetes gestacional, cuadros de hipertensión, restricción de crecimiento intrauterino del bebé, partos prematuros, entre otros.

“Luego de hacerles los estudios se decide, de acuerdo a los resultados, si vuelven a sus casas o si se las interna. Para poder acceder a este servicio se debe sacar turno programado o por derivación”, indicó Murga.

Compartir

Comentarios