SALUD

14 de junio de 2019

Escuela de Adultos Mayores en el hospital Avellaneda

En la Escuela de Adultos Mayores del hospital Avellaneda, la ministra de Salud, Rossana Chahla, encomendó a la dirección del nosocomio convertirse en un nodo de formación para la atención integral del adulto mayor

Destinado no solo a profesionales de la salud, sino también a todas las personas involucradas en su cuidado, desde familiares hasta terapistas.

Rossana Chahla expresó: "El mensaje que nos llevamos, a partir de las experiencias que han compartido los pacientes, es que debemos dedicarles tiempo, escucha y atención, para eso se ha formado esta escuela, también la residencia de gerontología y ahora estamos viendo la formación de recursos humanos, con un curso superior para médicos, enfermeros, terapistas, familiares, cuidadores domiciliarios".

La escuela que se habilitó hoy permitirá a pacientes transmitir sus propias experiencias. “No es lo mismo que el médico lo diga a que lo hagan ellos mismos, sobre cómo cambiaron sus vidas, con menos medicamentos y más actividad física por ejemplo”, dijo Eduardo Medina Ruiz, director del hospital, asegurando que esto más el nodo formador y el servicio de Gerontología darán impulso a lo que encomendó la ministra Chahla.

El desafío en cuanto a la atención del adulto mayor es cambiar el paradigma clásico de la medicalización, incorporarlo sí pero como una terapia accesoria y complementaria a otros tipos de abordajes que no se circunscriban solo a la formación académica sino también humanística, que también tiene su base científica.

Juan Ernesto Kairuz, responsable de la residencia y del área de Gerontología del hospital, resaltó la necesidad de un sistema de atención orientado a la atención centrada en la persona, con la idea principal de que el adulto mayor logre recuperar su autonomía. “Sin este abordaje el sistema falla y se ven personas polimedicadas, que viven internadas, que presentan pluripatologías, con trastornos cognitivos y deterioros afectivos”, señaló.

Lo que se espera es poder trasladar esta experiencia al resto de la provincia, con la difusión del modelo de atención gerontológica que ofrece el Avellaneda, donde de lunes a viernes, de 8 a 13, sin necesidad de solicitar un turno previamente, adultos mayores son atendidos.

“Hay un grupo de ellos que sabemos que no pueden acercarse, la idea a futuro es poder brindarles la atención que requieren en sus casas, ampliar el servicio de geriatría no solo en el espacio hospitalario, también en la comunidad, en los niveles de atención primaria y en los centros de rehabilitación”, puntualizó Kairuz.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios