SALUD

14 de agosto de 2018

Consumir poca sal podría ser muy malo para tu salud

La elevada ingesta de sodio es el principal factor de riesgo de aumento de la presión arterial, causante de enfermedades cardio y cerebro vasculares y renales, explican los expertos. El Ministerio de Salud de la Nación estima que el consumo de sal diario en Argentina es de 11 gramos por persona, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un máximo de 5 gramos.

El 70 por ciento de la ingesta de este sodio proviene de alimentos procesados y ultraprocesados como panificados, embutidos, enlatados, congelados, quesos, caldos, sopas y envasados en general.

Cada gramo de sal que disminuimos en la ingesta diaria evita cerca de 2.000 muertes por enfermedad cardiovascular y ataques cerebrales en la población argentina, destacan desde la cartera de salud.

En este marco, un nuevo estudio publicado en The Lancet aporta una polémica nueva advertencia desde una perspectiva diferente. Andre Mente, profesor de la Universidad McMaster de Canadá, cree que los límites podrían ampliarse y fijarse más en países que doblan o triplican esas cifras: “Deberíamos estar más preocupados con los países con una ingesta de sodio superior a 12,5 gramos de sal e intentar su reducción”. 

Aunque todos los estudios realizados hasta el momento aconsejan no pasar de los cinco gramos diarios, Andre Mente cree que esas cifras se deberían reconsiderar. “Nuestro estudio añade pruebas a la evidencia de que, con una ingesta moderada, el sodio puede jugar un papel beneficioso en la salud cardiovascular, pero es potencialmente más dañino cuando su ingesta es muy alta o inclusive muy baja”, asegura el profesor de la Universidad McMaster.  (TN)

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios