17 de agosto de 2018

Perro Pitbull le perforó el cráneo a una nena de un año y seis meses al atacarla cuando iba a jugar

Sucedió en Santiago del Estero. La pequeña se encontraba en la vereda junto a su madre cuando fue atacada por el canino. Fue intervenida y su pronóstico es grave. Especialistas recomiendan cómo actuar ante un ataque.

Un vez más la imprudencia de criadores de animales altamente peligrosos pone en riesgo la vida de un menor. María (nombre ficticio) tiene un año y seis meses y pelea por su vida en una cama de la sala de Terapia Intensiva del Centro Provincial de Salud Infantil.

Como lo hacía a diario, cerca de las 19.30 de la tarde del miércoles la pequeña salió a jugar a la vereda de su casa, ubicada en el barrio Santa Rosa de Lima, en compañía de su madre, una joven de 22 años.

La menor, quien está dando sus primeros pasos, advirtió que su amiga -quien reside en la casa colindante- estaba en la puerta de su casa, por lo que sin dudarlo caminó hasta allí y fue entonces cuando fue sorprendida por el animal.

Según se supo, el perro "desconoció" a la menor y se abalanzó sobre ella, mordiéndola en la cabeza, provocándole graves heridas. Su mamá al ver la sangrienta escena corrió a salvar a su hija, quien de inmediato fue trasladada al Cepsi.

Al llegar al centro asistencial ingresó de urgencia al quirófano donde fue intervenida. Los médicos le revelaron a la madre de la niña que el animal le había perforado el cráneo con los colmillos, provocándole heridas gravísimas.

Asistencia

Ante el dramático episodio, Álvaro Simón Orieta -de 21 años, padre de la nena- se presentó en laComisaría Décima y radicó la denuncia en contra del dueño del perro. Allí, el desconsolado hombre contó que no era la primera vez que el animal arremetía contra las personas de la zona.

De inmediato los uniformados se comunicaron con el fiscal de turno, Dr. Ángel Belloumini, quien ordenó que personal de la División Canes se hiciera presente en la casa donde se encuentra el animal.

Según las fuentes consultadas, el representante del Ministerio Público ordenó que los efectivos evaluaran las condiciones en las que se encontraba el animal y las medidas de seguridad que el dueño tenía para tener el can en el vecindario.

Además ordenó que los efectivos de la Décima realizaran un relevamiento con los vecinos, quienes confirmaron los dichos del papá de la menor sobre los ataques que antes había cometido el animal.

El médico forense examinó a la niña, quien debe aguardar 96 horas para estudiar su evolución ya que su estado era anoche desesperante.

Los padres de la menor esperaban que un milagro salvara a la pequeña.

elliberal.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios