ACTUALIDAD

12 de julio de 2019

Tía Maruca: atraviesa una complicada situación financiera y paga salarios en cuotas

El conflicto con los 400 empleados de su planta de San Juan viene desde principio de año

 

 

 

La empresa fabricante de galletitas Tía Maruca se encuentra en una difícil situación financiera y adeuda el pago de aguinaldos y salarios a los 400 empleados de su planta en ubicada en la localidad de Albardón, en la provincia de San Juan.

El conflicto con los empleados viene desde principio de año, ya que los sueldos son pagados en cuotas durante el mes, según informó el diario El Tribuno. El subsecretario de Trabajo sanjuanino, Roberto Correa Esbry, dijo en declaraciones a AM 1020, que "no hay denuncia laboral todavía", pero que están al tanto del atraso en el pago de los sueldos.

Según la información disponible en el Banco Central, la empresa registra un monto de más de $127 millones en cheques rechazados, unos USD 3 millones. En tanto, en mayo pasado, adeudaba a distintas entidades unos $15 millones, que fueron considerados "en problemas", y otros más de $5 millones con "alto riesgo de insolvencia".

Según la información disponible en el Banco Central, la empresa registra un monto de más de $127 millones en cheques rechazados, unos USD 3 millones.

Fuentes cercanas a la empresa explicaron a Infobae que está en diálogo con todos los sectores implicados, tantos los empleados como los proveedores, en busca de una alternativa para resolver la situación. "El compromiso y el foco está puesto en mantener las fuentes de trabajo. El nivel de actividad que tiene hoy la empresa les permite ser optimistas en normalizar la situación", agregaron.

Tía Maruca fue fundada por el empresario Alejandro Ripari en Ramos Mejía, a fines de los '90 y logró superar varias crisis: el golpe de 2001, que lo  obligó a empezar prácticamente desde cero, y la caída del consumo en 2008. Sin embargo, a comienzos de 2017 el negocio pasaba un buen momento y logró adquirir la planta de la multinacional Pepsico en San Juan, donde se elaboraban, entre otros productos, las galletitas Quacker y las rellenas Toddy.

En ese momento se comprometió a dar continuidad a la planta y a sus 400 empleados y, además de sus productos, siguió produciendo para las marcas de Pepsico. De esta forma, se evitó el desguace que se preveía para esa planta, que contaba con equipos ingleses de primer nivel.

Esta emblemática planta, ubicada a 12 kilómetros de la ciudad de San Juan, perteneció a la ex Sasetru, la principal productora de alimentos en el país en la década del 60 que, luego de estar cerrada por muchos años, fue reflotada por otra empresa alimenticia, Dilexis. Pepsico la adquirió luego en 2011.

El éxito de Tía Maruca como marca estuvo basado en su llegada a los kioscos, su principal canal de venta, con atractivos exhibidores de madera para sus productos. Uno de sus productos estrellas, en los comienzos, fueron las fajitas que surgieron en plena crisis de 2001.

 

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios