ACCIDENTE

12 de julio de 2019

Quedó ciego de un ojo por no sacarse los lentes de contacto para ducharse

Un parásito que causa queratitis infectó el glóbulo ocular de un joven británico de 29 años. Cómo evitar que te suceda lo mismo

 

 

Un periodista británico perdió la vista en uno de sus ojos debido a un parásito, luego de que se bañara con los lentes de contacto puestos. Se trata de Nick Humphreys, de 29 años, de la ciudad de Shrewsbury, en Inglaterra.

Nick había usado anteojos desde chico pero al comenzar a hacer ejercicio físico decidió cambiar por lentes de contacto. Pero pocas veces hizo caso a los consejos que le dieron respecto de su uso. Entre las cosas que no tenía que hacer era ducharse con los lentes puestos. Con el tiempo comenzó a notar que le costaba ver bien con el ojo derecho. Sin asistir al oculista, decidió comprar una gotas oftálmicas de venta libre pero en lugar de mejorar, perdió aún más la visión.

Cuando finalmente consultó con un especialista, se le detectó una infección de queratitis, causada por la ameba Acanthamoeba. Este parásito se aloja en el ojo a partir de pequeñas lesiones causadas por los lentes de contacto. “Pasé de ir al gimnasio cada dos días y jugar al fútbol tres veces por semana a quedarme en casa por seis meses y perder la voluntad de vivir“, comentó a medios locales.

En septiembre pasado, Nick recibió un trasplante de membrana amniótica en su córnea derecha en el Centro de Ojos de Birmingham y West Midland. Sin embargo, el joven aún no se recupera por completo. Actualmente se encuentra a la espera por un trasplante de córnea.

“Honestamente puedo decir que si hubiera tenido la más mínima idea de que esta era una posibilidad remota, nunca habría usado lentes de contacto en primer lugar. Es crucial que la gente sepa que esto puede pasar y que puede suceder por algo tan simple como meterse en la ducha”, concluyó.

Perdió la visión por completo de su ojo derecho (Foto: Nick Humphreys Facebook).

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios