SALUD

13 de julio de 2019

Aumentan las consultas por dermatitis atópica

Desde el servicio de Dermatología del hospital Avellaneda recomiendan no restar importancia a estos síntomas y acudir a la consulta con el especialista, ya que pueden esconder otras patologías más severas

La dermatitis atópica es una patología crónica y que se manifiesta por medio de un marcado resecamiento de la piel y una extrema picazón. 

Adriana Liatto de Nogalo, especialista, indica que la dermatitis atópica es una entidad dermatológica que se da con más frecuencia en época invernal, afecta en su gran mayoría a niños desde los primeros días de vida; pero que en adultos puede enmascarar un diagnóstico diferencial que requiera de estudios específicos.

La dermatitis atópica tiene un diagnóstico clínico, es decir, el médico tiene en cuenta la historia y los síntomas del paciente para realizarlo. Este no siempre es fácil de establecer en adultos, particularmente si las lesiones de la piel son atípicas en su forma o distribución.

Este eccema repercute en la calidad de vida de la persona, disminuyéndola y creando una situación en la que el confort habitual desaparece.

La especialista aseguró: “Lo que lleva al paciente a la consulta es la gran picazón que le genera, donde recomendamos evitar el rascado para evitar lesiones en la piel. Al mismo tiempo que le indicamos antihistamínicos orales o cremas anti pruriginosas”.

Hoy en día no existe cura para la dermatitis atópica. El tratamiento está dirigido a reducir la agresividad de las erupciones, aliviar al paciente y mejorar su calidad de vida.

Recomendaciones

– Uso de un jabón neutro o suave.

– Ducha con agua tibia (el agua caliente seca la piel y esto lleva a mayor picazón).

– Beber abundante líquido e hidratar la piel con cremas especificas indicadas por el especialista.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios