31 de julio de 2019

Posible cierre de Supermercados Luque: 1.200 puestos en peligro

Algunos empleados de la firma decidieron abrir las puertas de las sucursales, mientras el resto continúa firme con la protesta reclamando el pago de los sueldos. Desde SEOC aseguranque el empresario "no quiere pagar"

La cadena tucumana de Supermercados Emilio Luque podría cerrar sus puertas en los próximos días afectando a 1200 trabajadores que son parte de las sucursales de Tucumán, Santiago del Estero, Salta y Catamarca. El propio Emilio Luque confirmó que su intención es vender la empresa y que ya hay varios interesados, aunque reconoció que la nueva firma debería reconocer al personal actual.

Los trabajadores, por su parte, viven momentos de incertidumbre por la posible venta de la firma y llevan adelante un plan de lucha, manteniendo el paro en todas las sucursales, en reclamo de los haberes adeudados desde el mes de junio.

Según trascendidos, Emilio Luque ya contaría con algunos interesados en hacerse de las sucursales y le habría pedido al gremio un poco de tiempo para avanzar en las negociaciones. Por su lado desde la Secretaría de Empleados y Obreros de Comercio (SEOC) de Tucumán, dieron indicios de que la cadena de supermercados pasaría a manos de las firmas Comodín y Yaguar.

Mientras crece el conflicto laboral por la crisis que atraviesa la cadena de supermercados de Emilio Luque, la Secretaría de Trabajo de la provincia dictó ayer la conciliación obligatoria y retrotrajo la situación al día anterior del inicio de las medidas de fuerza de los empleados que se mantenían protestando en las puertas de las sucursales reclamando se les pague todo lo adeudado. Ademas hicieron una “olla popular” en reclamo del pago de parte del sueldo de junio y del aguinaldo. Lo mismo ocurrió en otras sucursales de Tucumán y de las otras provincias.

También durante la jornada de ayer rechazaron el ofrecimiento del pago de $ 500 a cuenta para cada uno de los 1.200 empleados. Los mismos se mostraron muy molestos, y manifestaron que están cansados de las promesas. En este sentido, uno de ellos afirmó: “ya no le creemos nada al empresario Emilio Luque, dueño de la empresa, porque en enero prometió que hasta fines de año iba a inaugurar dos sucursales más, y ahora dice que no tiene ni un peso para pagarnos lo que nos debe”.

DENUNCIA

La denuncia en el fuero penal estaría sustentanda en el hecho de que el supermercadista Emilio Luque habría realizado una serie de maniobras tendientes a eludir sus obligaciones y pedir a la justicia civil y comercial el concurso de acreedores. 

El también industrial azucarero (posee los ingenios Concepción y Marapa), podría terminar seriamente comprometido si se comprueba que desvío su patrimonio a terceros o que inventó créditos o deudas para lograr su insolvencia financiera y de ese modo, evitar la quiebra de su negocio sin tener que hacer frente a sus obligaciones salariales con sus trabajadores. Además, de los proveedores que pudieran reclamar alguna deuda.

La presentación la habría impulsado la Sociedad de Empleados y Obreros de Comercio (Seoc), ante la intransigencia de la empresa en cumplir con la palabra empeñada para abonar la deuda con los empleados y por garantizar la fuente laboral.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios