MUNDO

12 de agosto de 2019

El Ocean Viking rescató a 160 personas en 24 horas en el Mediterráneo

Este sábado el barco humanitario Ocean Viking realizó su segundo rescate en 24 horas al atender a otras 80 personas, la mayoría hombres y adolescentes de origen sudanés, en el Mediterráneo central, según indicaron las ONG Médicos Sin Fronteras(MSF) y SOS Mediterráneo

Las organizaciones anunciaron a través de Twitter que el grupo de inmigrantes iba en una embarcación de goma y que ya se encuentra a salvo.

Sucedió en aguas internacionales frente a la costa libia, donde el Ocean Viking había rescatado a 85 personas el día viernes, entre ellas cinco mujeres y cuatro niños, y también había anunciado que permanecería allí un tiempo para ayudar a cualquier otro barco que pudiera encontrarse en peligro en los días próximos.

Ya son más de 160 las personas rescatadas con este buque. “Nuestra prioridad es desembarcar a estas personas en un puerto seguro. El Ocean Viking es un barco de emergencia y no tenemos la capacidad para atender médica y psicológicamente a estas personas a bordo de manera prolongada”, indicó este sábado Hannah Wallace, portavoz de Médicos Sin Fronteras.

“Han pasado por situaciones de violencia terribles en su camino a Europa” y enfatizó que “es necesario un puerto seguro para desembarcarlas y no prolongar el trauma que ya cargan”, señaló Wallace. Ya el jueves la ONG española Open Arms también había solicitado con urgencia un puerto seguro para desembarcar a los 121 migrantes que llevaba a bordo.

Mientras el sábado el gobierno de Malta aceptó acoger a 39 de los migrantes rescatados por Open Arms pero fue duramente criticado. “No podemos evacuar a 39 personas y decirle a las otras 121 que llevamos a bordo que ellas no salen porque no es justo, no es lógico”, explicó Òscar Camps, director de la ONG española durante una rueda de prensa.

Luego de la primera operación de rescate del Ocean Viking el viernes, MSF y SOS Mediterráneo contactaron al centro libio de coordinación de rescate para indicar que no podían dirigirse allí, ya que no lo consideraban una opción segura, por lo que necesitaban otra alternativa. Ya en varias ocasiones la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)han advertido que Libia no posee las condiciones necesarias de seguridad y dignidad para las personas.

Ese mismo día, el capitán del barco recibió una notificación del ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, en la que se les decía que no estaban autorizados a entrar en aguas territoriales italianas. “Ese mensaje busca añadir drama político a la tragedia humanitaria”, acotó MSF, quienes además dejaron en claro que no solicitaron entrar pero que igualmente toman nota de su postura.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios