Lunes 17 de Febrero de 2020

  • 27.2º
  • Parcialmente nublado

ARGENTINA

12 de septiembre de 2019

La Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de Emergencia Alimentaria

La normativa tuvo 222 votos a favor y una abstención

 

La Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley de Emergencia Alimentaria de forma casi unánime; es que al margen de los 222 votos afirmativo hubo una abstención (la diputada del FIT, Mónica Schlotthauer). Ahora el proyecto pasará al Senado en donde tendría un tratamiento rápido.

De ser aprobado en la Cámara Alta, algo que se descuenta ya que tiene el visto bueno del bloque de senadores del peronismo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quedaría facultado para redistribuir diferentes partidas presupuestarias para lograr destinar los fondos necesarios para cumplir con los puntos del proyecto.

El debate, que fue corto, tuvo como principales oradores a los diputados Daniel Arroyo (Frente Renovador), Leonardo Grosso (Red por Argentina), Carlos Castagneto (FPV), Héctor “Toty” Flores (Cambiemos) y Mario Negri (Cambiemos) entre otros.

 

El debate lo inició Arroyo quien cargó contra el Gobierno por su falta de reacción. "Estamos ante una situación compleja. Lo que era un centro comunitario pasó a ser un merendero y lo que era un merendero pasó a ser un comedor. Y lo que era un comedor ahora también da viandas. Se ha ido corriendo la frontera claramente. Hemos retrocedido cinco escalones, tenemos que atender lo básico", afirmó.

"Pasaron varios gobiernos desde la declaración de la Emergencia Social, 18 años en la Argentina, donde no se resolvió el problema de la pobreza estructural que este gobierno, con las obras que está haciendo, cloacas, asfalto, lo venía haciendo en los dos primeros años de gestión", remarcó Flores.

 

El proyecto propone un aumento del 50% de las partidas destinadas a las políticas de alimentación y una actualización acorde a la inflación durante el 2020. Finalmente se extiende hasta 2022 el estado de emergencia alimentaria, vigente desde 2001.

"Llegamos acá con la unidad opositora, después del reclamo de las organizaciones sociales, la Iglesia, la CGT. Tenemos que empezar a discutir en la Argentina que el hambre no sea la variable de ajuste que pagan los pobres", dijo Grosso.

COMPARTIR:

Comentarios