JUBILADOS

8 de octubre de 2019

Canasta básica de los jubilados se acerca a los $ 38.000

En el mes de octubre la Defensoría de la Tercera Edad confirmó que la canasta básica del jubilado ascendió a $ 37.815, debido a la suba del nivel de precios. Un monto muy superior al haber mínimo de $ 12.937, que deja por fuera al el 70 % de los jubilados.

A cargo de Eugenio Semino, el centro Gerontovida dependiente de la Defensoría de la Tercera Edad, publicó la actualización de la canasta de consumos básicos de jubilados que ascendió a $ 37.815 en el mes de octubre.

En la medición se consideran los rubros: alimentos, productos de higiene y limpieza, medicación y artículos de farmacia, impuestos y servicios, transporte, vestimenta, gastos de vivienda y recreación. Vivienda, alimentos y medicamentos representan el 69 % del gasto de un jubilado, siendo los rubros que experimentaron mayores subas a nivel general.

El costo de la canasta de los jubilados relevado por la Defensoría de la Tercera edad comprueba que la jubilación mínima es una miseria e insuficiente. 

Son alrededor de 2.500.000 jubilados y pensionados que perciben una remuneración mínima de $ 12937, quienes apenas alcanzan a cubrir un 30% de las Necesidades Básicas que deberían garantizar su vida digna.

En tanto que las Pensiones No Contributivas y la Pensión Universal para Adultos Mayores están en un rango del 70 – 80% menos de la jubilación mínima, $9.055,99 y $ 10.349,78 respectivamente, que perciben aproximadamente 1.300.000 personas.

El organismo dirigido por Semino sentenció que “vivenciamos que hay más de un 70% de mayores sin poder cubrir sus Necesidades Básicas. Inclusive, en aquellos casos en los cuales se perciben 2 haberes estarían sólo aproximándose a los valores de esta Canasta.”

Mientras si tenemos en cuenta que las jubilaciones y pensiones no tuvieron un bono extra por la disparada inflacionaria registrada tras las PASO, el panorama para los adultos mayores empeora. 

Los analistas sostienen que este año la suba de la “movilidad” jubilatoria se ubicará este año por debajo de la inflación, otra vez. Se vuelve urgente una suba de las jubilaciones mínimas al valor de la canasta de los jubilados para garantizar la cobertura de las necesidades básicas de los adultos mayores.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios