ARGENTINA

10 de diciembre de 2019

Ante una multitud Alberto Fernández y Cristina Fernández cerraron una jornada histórica

Pasada las 20 de este martes, en la Plaza de Mayo, miles de personas aplaudieron y vitorearon a rabiar al presidente de la República quien estuvo acompañado por la vicepresidente, dejaron un claro mensaje para los argentinos que los acompañaron y para los que no



La primera en hablar fue Cristina Fernández de Kirchner, y toda la plaza le dio la bienvenida, y celebraron su regreso, recordó la noche del 9 de diciembre de 2015, cuando se despidió de sus seguidores en la Plaza de Mayo, a pocas horas de que comience el mandato de Mauricio Macri.

“Aquella noche les dije que no era magia lo que habíamos vivido. Era un Argentina solidaria donde nos importaba lo que le pasaba al de al lado”, indicó.

Destacó además: “Sé que estos 4 años han sido muy duros. Trabajo, salario, pobreza, el hambre que tanto preocupa a nuestro Presidente y que debería desvelar a todos los argentinos bien nacidos”.

“Fueron 4 años duros para quienes fuimos objeto de persecución, a quienes se nos buscó hacernos desaparecer literalmente. A través dela humillación y de la persecución. Sin embargo, y pese a todo, estamos aquí”.

La vicepresidente se dirigió a Alberto Fernández y le dijo: "Tenga fe en el pueblo y en la historia. La historia la terminan escribiendo, más tarde o más temprano, los pueblos. Sepa que este pueblo maravillo nunca abandona a los que se juegan por él. Convóquelo cada vez que se sienta solo o que sienta que los necesita. Ellos siempre van a estar cuando los llamen por causas justas”.

Más tarde se dirigió a la multitud, el presidente quien en primer término recordó el momento en que conoció al ex presidente Néstor Kirchner y también a Cristina. "Un día la vida me cruzó en el camino a Néstor Kirchner. Jamás pensé que mi vida iba a cambiar como cambió, que se me iban a abrir las puertas para ser protagonista junto con él de la más maravillosa tarea que fue poner de pie al país y levantar las banderas de la libertad y la democracia”, detalló Fernández en el comienzo de su discurso.

Contó que “el día que me crucé con Néstor tuve una alegría adicional que le voy a agradecer a la vida eternamente, ese día me crucé con Cristina. En realidad, por la locura de la Argentina, alguna vez nos distanciamos y nos reencontramos sabiendo que no había diferencias centrales entre nosotros, que nos habíamos distanciado por formas, y esa distancia solo favoreció para que este espacio se divida y que volvieran a ganar los que siempre ponen obstáculos para que la Argentina se desarrolle, los mismos que aparecen en escena para endeudarnos, privilegiar a sus amigos, dejar con hambre a las familias”.

Alberto Fernández habló de la crisis económica y social que afecta al país, de sus primeros pasos como funcionario de Néstor Kirchner, de la conformación del Frente de Todos y del Gobierno de Mauricio Macri, entre otros temas.

Hubo un momento en que quienes estaban en la Plaza de Mayo empezaron a cantar contra Macri, pero fue allí que Alberto  les dijo: “No. Ello ya pasó, en esta plaza estamos Cristina, yo, nosotros unidos para poner la Argentina de pie. Al pasado reciente recordémoslo, tengamos memoria, nosotros sabemos que con nuestra división ellos se hacen fuertes, por eso nunca más vamos a dividirnos”.

“Ese es un sistema político que solo favorece a unos pocos y castiga a las mayorías populares, un sistema que empobrece y trae miseria, nos endeuda y nos atrapa en lo más cruel del sistema financiero internacional. Pido que al pasado lo recordemos para no repetirlo”, añadió.

Subrayó: “A la meritocracia del individualismo, a la política del ‘salvate vos’ y que el otro se arregle, vamos a imponer la solidaridad. Somos un movimiento político que nació para ser solidario con el prójimo. Los que hoy la están pasando mal, no teman, ellos serán los únicos privilegiados en la Argentina que hoy se inicia. Hacia ellos dirigimos todas nuestras políticas”.

Hizo referencia a la Justicia, les pidió a sus seguidores: “Quiero que todos me ayuden a que pongamos en la Argentina un sistema judicial que no nos avergüence, que deje de ser usado para perseguir a los opositores, que usa la prisión preventiva para amedrentar los opositores”, sostuvo el primer mandatario, que agregó que “en la Argentina que viene se terminaron los operadores judiciales, que se los prestan entre los jueces, y los linchamientos mediáticos que todos los días soportamos”.

Así mismo el presidente aseveró: “Vamos a trabajar todos juntos, hacer la mejor epopeya que podemos hacer como sociedad, unir nuestro esfuerzo para que nunca más falte un plato de comida en la casa de cada argentino. Vamos a poner fin al hambre, es algo que debe avergonzarnos, y para no avergonzarnos más hagamos lo que corresponde”.

"Hoy vamos a dar vuelta una página más de la historia, a partir de hoy empezaremos a construir un tiempo en el que lo más importante va a ser el que produce y trabaja y vamos a desterrar a los que especulan con la timba financiera, indicó.

Y para concluir Fernández manifestó: "Es un día de alegría porque estamos para construir un tiempo distinto, y lo vamos a hacer todos, con Cristina, con Sergio, con Máximo, con Wado, con Santiago, con todos, y con aquellos que no nos han votado pero quieren alcanzar ese país en el que yo creo. Vamos a cuidar el bolsillo y los derechos de cada uno de ustedes. Han sido muchos años difíciles. Decía que no volvíamos más. Volvimos y vamos a ser mejores”.

 

 

Escuchá Radio Rivadavia todo el día, hacé click 👇🏽 acá

📻

Descarga la App de Rivadavia haciendo click 👇🏽 acá

📲

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios